LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES AVANZA EN MATERIA DE SALUD MENSTRUAL

Se aprobó hoy en la Cámara de Diputados bonaerense el proyecto de Ley de Promoción de Salud Menstrual, impulsado por la Diputada Provincial de Juntos, Johanna Panebianco.

El mismo tiene por objetivo promover la visualización y desmitificación de la menstruación como parte de la vida de quienes menstrúan. Panebianco expresó, “Tenemos que empezar a ser conscientes que la pobreza menstrual es una parte que no se ve por el tabú que hay alrededor del tema, y para combatir en serio la desigualdad y la pobreza, hay que visibilizar y tratarla”.

La Provincia de Buenos Aires a partir de hoy, se suma a otras iniciativas desarrolladas a lo largo del país en poner en agenda un tema de salud pública que aún no está resuelto. La diputada agregó, “Hay más de 5 millones de personas que menstrúan en nuestra provincia, de las cuales 2,2 millones presentan dificultades y falta de recursos y entre ellas más de 650 mil no cuentan directamente con ingresos para acceder a un producto de higiene menstrual y sin embargo, la gestión menstrual aun no constituye una temática central; esto tiene un impacto directo en la salud y aún más teniendo en cuenta que un 35% de las mujeres bonaerenses no cuenta con ningún tipo de cobertura de salud”. 

Asimismo, como parte del proyecto de ley se busca abordar la pobreza de manera multidimensional y generar más y mejores datos que brinden trazabilidad del impacto de las políticas públicas. “Buscamos brindar información a quienes menstrúan como elemento central y es aquí donde tenemos que estar con políticas de acompañamiento para achicar brechas y equiparar la cancha”, señaló Panebianco, quien además agregó “Según la encuesta de la Defensoría del Pueblo de la Provincia, casi el 50% de las encuestadas menores de 18 años se informa a través de la web o redes sociales, 13% declaró no informarse sobre gestión menstrual y solo el 0.9% dijo hacerlo a través de la ESI, por eso es tan necesario este proyecto y el fortalecimiento de la Ley de Educación Sexual Integral”.

Finalmente la diputada provincial concluyó, “Esta aprobación es un paso importante, pero recién es el primero; falta la aprobación por parte del Senado y queda mucho por recorrer en materia de gestión, ya que lamentablemente todavía el contexto y las condiciones en las que se nace sigue definiendo la trayectoria y la vida de las personas; este proyecto es apenas un eslabón de una cadena mucho más grande que es que de una vez por todas podamos cortar la inercia e interrumpir las trayectorias desiguales entre hombres y mujeres”.