19 junio, 2024

Montenegro abrió las sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante

Montenegro abrió las sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante

El Jefe Comunal acompañado por el gabinete brindó el discurso de inauguración del ciclo legislativo del presente año

Este miércoles, en el recinto del Honorable Concejo Deliberante, se llevó a cabo la apertura de las sesiones ordinarias del 2023.

A continuación, compartimos el discurso de inauguración del ciclo legislativo del intendente Guillermo Montenegro:

“Buenos días:

Dos cuestiones que yo creo que son importantes para reflexionar. Una se extendió Marina (Sánchez Herrero) de muy buena manera, que tiene que ver con este año tan particular, estos 40 años (en referencia a la Democracia). 

Uno como que lo pasa a veces rápido y no hay que pasarlo rápido. Nuestro país ha recuperado una forma de vivir hace 40 años, y creo que este tipo de cuerpos y cada trabajo que venimos haciendo nosotros es para sostenerlo, y estoy convencido de la importancia del diálogo, la discusión, las diferencias, pero siempre aspirando al bien común y la defensa de eso es clave en el lugar que nos toque ocupar a cada uno de nosotros.

Porque con aciertos y con errores lo que uno no puede nunca dejar de tener claro es que se recuperó hace 40 años y a veces por más que lo pasemos rápido conviene detenernos. La verdad que es algo que tenemos que celebrar, que mantenemos entre todos los de espacios políticos, los políticos, la democracia es algo que realmente es la forma en que se generan las convivencias.

Otra cosa que me viene siempre cuando vengo al recinto es los veteranos nuestros, cuando veo las fotos me llena de orgullo el reconocimiento que todos le pudimos brindar el año pasado. 

Creo que era merecido y creo que es algo que también nos tiene que seguir interpelando permanentemente. El tratarlos como lo que son. 

Tenemos la suerte de poder convivir con héroes, y eso no es un tema menor, uno como que te tomas un café y comés un asado y charlás de cualquier cosa te parece que es natural, y no es natural convivir con héroes. Es algo que tenemos que no solamente reconocérselo todos los días, sino también explicarlo, compartirlo y hablarlo con nuestros hijos. Trato de hacer ese ejercicio permanentemente porque son parte de una historia de nuestro país y ciudad muy importante.

El reconocimiento que el año pasado le pudimos dar entre todos, no fue un cierre, porque fue algo que se venía trabajando durante muchísimo tiempo, pero fue un inicio diferente de cómo nuestros héroes tienen que estar cuidados.

Hoy nos encontramos nuevamente en este recinto para dar inicio a las sesiones ordinarias.

Seguramente van a encontrar muchas similitudes entre las palabras que compartí en este mismo lugar durante los 4 años de mi gestión. Porque mi visión de ciudad y de gobierno es la misma desde el primer día.

Es una realidad que la agenda diaria del gobierno debe tener variaciones constantes, porque las necesidades de la gente cambian. Más en estos tiempos, donde todo es tan dinámico. Como siempre digo, las prioridades las ponen los vecinos y escucharlos es fundamental. Tener esa capacidad de cambiar rápido, incluso reconociendo errores, es parte de lo que los que tenemos responsabilidades de gobierno, que debemos incorporar sí o sí. Atarnos a esquemas rígidos, a dogmas, tener miedo a los cambios, creer que uno tiene la verdad revelada y que todo tiene que ser solo de una manera, es no entender a las sociedades modernas y es condenar a las ciudades, a las provincias, a los países, al fracaso.

Pero hay cosas que uno sí tiene que sostener. Y son las grandes líneas directrices que deben guiar cada una de nuestras decisiones: la visión de gobierno y de ciudad que necesitamos. Una visión que debe ser compartida e impulsada por los vecinos, porque los cambios se generan con la gente, no se imponen.

Los gobiernos prohibicionistas, paternalistas, que ponen trabas constantemente no van más. Necesitamos gobiernos valientes y que no le teman a los cambios. Necesitamos gobiernos que entiendan que de la sinergia entre lo público y lo privado salen cosas maravillosas. Que estén convencidos que hay que eliminar la burocracia para liberar las energías creativas de la sociedad. Que entiendan que el aumento de la oferta, sea en el rubro que sea, no solo genera un movimiento multiplicador en la economía, sino que también le da a la gente la libertad de elegir y genera competencia. Que sepan que tienen que someterse sin problemas al control ciudadano, a través de la transparencia en los datos y en las rendiciones de cuentas. Que sean absolutamente austeros, con números ordenados y con tendencia a que el impacto impositivo sea cada vez menor.

Cuando decidí postularme para intendente, lo que veía era que los marplatenses y batanenses estábamos atascados, que la ciudad estaba dormida, sin brillo. Abrumados por diagnósticos pero con la certeza que tenemos todo, que la potencialidad de nuestra ciudad es enorme. Parecía que nunca podíamos traducir esas potencialidades en realidades. Eso traía aparejado muchos problemas: nuestros jóvenes se iban, la ciudad no se modernizaba, pero sobre todas las cosas, teníamos un problema estructural: el desempleo.

Y apenas asumimos, pusimos manos a la obra. Si bien fueron años difíciles, con pandemia en el medio y una situación inflacionaria muy compleja, logramos que Mar del Plata se despierte, se active, y principalmente deje de ser la ciudad del No.

Escucho a muchos dirigentes medir a un gobierno por la cantidad de grandes obras públicas que realiza.  Como si el éxito de una gestión se midiera solo por esto. Por supuesto que las obras de infraestructura son importantes, pero también es importante tener muy en claro hacia dónde tenemos que ir y tener el coraje para avanzar en ese sentido a pesar de los palos en la rueda.

Sabemos cuáles son las obras necesarias para nuestra ciudad. Sabemos que el problema de la infraestructura vial sigue existiendo, y también, que resolverlo lleva mucho tiempo, incluso varias gestiones municipales.

Esto podría hacerse más rápido si tuviéramos el acompañamiento de la Provincia y la Nación. Sepan que siempre estoy, estuve y estaré dispuesto a trabajar articuladamente en beneficio de los marplatenses, sin egoísmos partidarios ni electorales.

Nuestra gestión es la muestra irrefutable de que es posible generar políticas públicas de desarrollo económico a nivel municipal que faciliten el crecimiento de la actividad privada, que es la genuina generadora de empleo.

Como les venía diciendo, Mar del Plata históricamente tuvo problemas de desempleo y pasaron años y años, durante los cuales las administraciones locales tiraban la pelota afuera.

Le daban la espalda a los problemas de los vecinos. Y yo levanté ese guante. Porque creo que la diferencia está entre aquellos que solo comentan la realidad y aquellos que nos hacemos cargo.

Por eso, uno de los principales ejes de mi gestión fue demostrar que es posible trabajar con el sector privado de tal forma que el Estado no sea un obstáculo sino un aliado, que allane el camino para el desarrollo económico. Esta articulación entre lo público y lo privado es fundamental porque permite que las decisiones del gobierno estén más en sintonía con la realidad de las fuerzas productivas, de tal forma que la intervención estatal genere un estímulo y no una traba.

Ejemplos de este tipo sobran, durante estos últimos tres años:

En el rubro de la construcción acompañamos con cambios en la normativa lo que generó un récord de metros cuadrados construidos y pleno empleo en el sector.

Desde la aprobación en Mayo de 2021 en este Concejo Deliberante de las Ordenanzas de Incentivos, esta industria ya superó en las estadísticas los números de pre-pandemia, y suma desde esa fecha más de un millón de metros cuadrados aprobados y en estudio, colocando a nuestro distrito en uno de los lugares de mayor actividad en todo el país.

Otro gran ejemplo fue la generación de eventos, desde el sector privado en su gran mayoría, y que acompañamos de distintas maneras para que decir que “Mar del Plata todo el año” no quede en un slogan vacío.

Y también ahí logramos números históricos en cuanto a visitantes, distribuidos a lo largo de los 12 meses. Pero no fue casualidad. Hubo un trabajo de planificación, junto a todos los marplatenses, que nos permitió también en este verano llegar a un número de turistas superador e inédito, siendo el destino más elegido del país.

Y claro que es la ciudad más linda del mundo, para mí y para muchos, pero no lo es solo por sus paisajes, sino por todo lo que tiene para ofrecer, entre ellas la gastronomía, los eventos, la oferta recreativa, por ejemplo, y principalmente por los marplatenses que somos los que empujamos para ser la ciudad que somos. 

Y en el caso del sector gastronómico, es muy importante en nuestra ciudad y lo acompañamos de muchas maneras. Con los decks, con los foodtrucks, que este mismo cuerpo reguló, e incluso con la incorporación de esta oferta a las acciones promocionales de Turismo. Porque no me canso de oír elogios sobre el nivel gastronómico que alcanzó nuestra ciudad.

A esto se suma un calendario de actividades recreativas, de entretenimiento, con recitales convocantes y artistas nacionales e internacionales, porque ahora todos quieren estar en Mar del Plata. Fue así como logramos un punto muy buscado por mi gestión desde el inicio: consolidarnos como una ciudad muy atractiva para los jóvenes, quienes se encontraron con una Mar del Plata activa, llena de nuevas ofertas para ellos, en la que podían divertirse y a la que seguramente volverán a elegir en el futuro.

Esto también requirió de otra actitud muy activa por parte del Estado Municipal: cómo planificar y trabajar para que esos días y esas noches sean cuidadas. Nosotros desde Agosto venimos trabajando con todos los sectores involucrados, con el Ministerio de Seguridad de la Provincia y demás fuerzas, para minimizar todos los riesgos posibles. Diseñamos operativos cuya finalidad era contar con una oferta de calidad, cuidada, pensando principalmente en la generación de empleo.

La articulación entre lo público y lo privado, es el modo de trabajo que tenemos que seguir, y a eso me refiero cuando digo que estoy seguro que los objetivos que tenemos los podemos lograr solamente trabajando todos juntos y empujando.

El caso de Lamb Weston es otro gran ejemplo de esto, pero no solo por la importancia de la gestión público-privada, sino por la sinergia entre privados. En este caso, desde el productor de la materia prima, los trabajadores que se levantan a las 5 de la mañana para cultivar la papa en la zona, todo el proceso de valor agregado que se desarrolla en nuestra ciudad, la logística y la exportación, hasta llegar a las heladeras de los comercios, y luego al plato de papas fritas en cualquier hogar del mundo, se emplean miles de personas. Y toda la cadena productiva e industrial, con el sello marplatense.

Pero para que esto ocurra tuvimos que estar a la altura, y pensar en grande, porque entendimos desde un primer momento la importancia de que una empresa norteamericana, una multinacional como esta, traiga semejante inversión a Mar del Plata. Sabíamos que era una oportunidad que no se nos podía escapar otra vez a los marplatenses.

Y se trató de una inversión de las más importantes que se realizó en el país en el último tiempo, y en nuestra ciudad sin dudas, lo que no solo nos llena de orgullo, sino que ratifica que este es el camino.

Este tal vez fue el mayor ejemplo de articulación público-privada, pero tenemos otros vinculados a la recuperación de espacios públicos, como fue el caso de la plaza Güemes que disfrutan cientos de marplatenses a diario, o las casas históricas en las que, con la condición de su cuidado patrimonial, hoy se desarrollan emprendimientos comerciales. Mejoran la imagen de nuestra ciudad, cuidan esa hermosa postal, la podemos disfrutar todos y además generan trabajo.

Repito: hay que animarse, no tener miedo y ser creativo.

Pero también el Estado ayuda a los privados cuando reduce la intervención a lo necesario, focalizando en aquellas áreas en donde su aporte es un valor y no un disvalor.

Desde el inicio entendimos que el Estado -en mi caso el municipal- se había convertido en una gran traba. Que lo único que quería era meterse en todo, regular todo, inmiscuirse en todos los asuntos. Era la manera en que muchos entendían y entienden el poder.

Para mi nunca fue esa la manera. Es por ello que quitar esos impedimentos fue uno de los objetivos principales que le planteé a mi equipo desde el inicio. Porque hacían que muchas empresas no se animaran a invertir, que muchos emprendedores no dieran el puntapié inicial para cumplir sus sueños, que muchos vecinos infrinjan normativas porque eran ridículas. Y cuando digo esto no me refiero a eliminar controles, a tomarse las cosas a la ligera ni a mirar para otro lado cuando hay una irregularidad. No. Me refiero a que haya facilidades para poder trabajar, en donde el Estado acompaña y se mete solo cuando es necesario para asegurar una convivencia adecuada.

Y muchas de esas trabas las sacamos en este Concejo Deliberante.

Así se sancionó la ordenanza que le dio impulso a una industria que increíblemente estaba prohibida, como la de las destilerías de gin, que hoy cuenta con varios establecimientos y que son competitivas a nivel nacional e internacional.

Así se le volvió a dar vida a la calle Alem, donde también existía una prohibición ridícula que no permitía que esa zona de la ciudad vuelva a brillar. Y que hoy ha tenido un crecimiento exponencial a nivel gastronómico.

Así se le permitió a miles de personas tener sus pequeños emprendimientos habilitados en sus casas, sin la necesidad de tener que pedir una excepción a este Concejo.

Eliminar estas y tantas otras prohibiciones, posibilitó que se liberen las fuerzas creativas que generan un círculo virtuoso de movimiento económico y generación de trabajo. Sabiendo que, por más previsores que seamos en ese proceso, seguramente se tengan que corregir algunas cuestiones. Pero no frenando más por miedo, por no hacerse cargo de los problemas, o por razones “políticas”.

Pero no solo se trata de sacar prohibiciones. Otro capítulo fundamental dentro de este Estado que no impide, que no traba, es el de simplificar los trámites burocráticos. Hace un tiempo digitalizamos el trámite para la habilitación de comercios. Los emprendedores que quieren abrir su local entran a la web, llenan un formulario que tiene carácter de declaración jurada y empiezan a trabajar.

Luego es el Estado el que pasa a inspeccionar que los datos cargados sean correctos, que el local cumpla con todo lo que tiene que cumplir. Pero mientras tanto pueden trabajar. No solo se ahorran el tiempo de ir a hacer filas, trámites y papeles, sino que además abren su negocio de manera casi instantánea. Eso es a lo que me refiero, a usar las herramientas que tenemos para que trabajar y emprender no sean algo imposible.

Y, finalmente, otra área clave en donde los gobiernos deben tomar la iniciativa es en la racionalización de los Impuestos y tasas municipales. Es ilógico que los impuestos constituyan un desincentivo para el desarrollo de la actividad privada, puesto que esto perjudica a todos. En consecuencia, los municipios pueden y deben tomar la iniciativa en la eliminación de aquellos impuestos que se consideren excesivos o innecesarios.

Es por ello que en mi gestión se eliminaron 250 tasas y derechos de oficina. Y es por eso que las actualizaciones de tasas que propusimos en estos años fueron la mitad del índice inflacionario.

Para estas cuestiones no se necesita un Estado elefantiásico que gaste de manera ineficiente. Se necesita un Estado que sea austero, transparente y que tenga las cuentas en orden.

Y como el ejemplo comienza por casa, una de mis primeras medidas fue reducir mi sueldo y el de todos los funcionarios políticos, ordené recortar gastos superfluos, y establecí una política muy restrictiva de ingreso de personal que me va a permitir irme de la gestión con menos personal que con el que ingresé. Y no existen trampas: no hay locaciones de servicios ni contratos de asesores como a veces se estila en otros lugares.

Todo esto se puede ver claramente en los sistemas de la Municipalidad, que son abiertos y transparentes. Cualquier puede entrar a verlos. Es por eso que ganamos el premio a Datos Abiertos por tercer año consecutivo.

Este Estado austero y transparente, con prioridades bien establecidas basadas en la escucha y en lo que plantea el vecino, que no malgasta el dinero de la gente, que es creativo en las soluciones y que se apoya en los otros actores de la sociedad para generar trabajo y valor, promoviendo círculos virtuosos, puede tener las cuentas en orden como las tenemos nosotros.

Donde el déficit se transforma en superávit, donde el ratio de deuda es insignificante y donde el impacto de las tasas municipales en relación con la canasta básica, es decir con lo que gasta cada vecino para vivir, se reduce año a año.

Por eso podemos destinar los recursos a aquellos lugares que son prioritarios.  Y así, nos permite a los marplatenses y batanenses asegurarnos la libertad y tener certeza que, pese a la discriminación, los cambios que tanto anhelamos no se van a detener.

Porque tengo claro que un Estado presente, no es un estado asistencialista, que regala, es un estado que acompaña al privado y que administra de forma austera y consciente los recursos de los vecinos para mejorar su calidad de vida.

Un estado moderno es un estado que anticipa, planifica, incluso a costos de no tener aceptación pero que se anima a promover cambios. Como ya dije, la diferencia está entre aquellos que son simplemente comentaristas y aquellos que nos hacemos cargo a pesar de poder perder “capital político” como se dice habitualmente.

Queremos seguir estimulando la inversión privada y la instalación de comercios y empresas nuevas. Continuar transformando en realidades las potencialidades de nuestra ciudad.

Por eso avanzamos en el distrito tecnológico, que ya está dando sus frutos, no solamente con los incentivos a la industria del conocimiento sino también con la erradicación de la zona roja de ese lugar, hecho que cambió la vida de los vecinos y de la actividad comercial del lugar.

Una acción que tiene un impacto en la vida cotidiana, porque los mismos vecinos me dicen: «me cambió la vida», «ahora puedo trabajar tranquilo», «ahora mis hijos pueden recibir amigos en su casa”, «hay muchos comercios abiertos que antes estaban cerrados» y pueden abrir hasta más tarde, por lo que es más laburo.

Pero que además es un plafón para una apuesta a lo grande, para que se instalen nuevas empresas en este rubro que día a día requiere de más recursos humanos y brinda empleos de calidad, como es el de la tecnología. Hoy los cursos  de programación se agotan al instante porque los chicos NO se quieren ir de Mar del Plata y eso es una gran noticia.

Pero también estamos pensando en la creación del Polo Audiovisual, porque esta industria además de ser arte, cultura e identidad, es un mercado que no para de crecer y generar nuevos puestos de trabajo. Hoy el sector representa el 60% de las industrias culturales de Argentina y eso es algo que no podemos desconocer.

En nuestra ciudad, durante 2022 gestionamos permisos para más de 10 rodajes. El Programa MarplaLAB, incubó también 10 proyectos, de los cuales uno firmó un convenio de coproducción internacional y otros dos fueron seleccionados por el INCAA para su programa de financiamiento.

A través del trabajo realizado en la Ventanilla Única Audiovisual y los demás programas hemos logrado convocar propuestas de nivel internacional, que resultan no solo en trabajo local de técnicos, extras e industria hotelera, gastronómica, sino también en una difusión de Mar del Plata dentro y fuera de Argentina. Es por esto que también quiero contarles que vamos a impulsar un régimen general de exenciones impositivas para aquellos rodajes que por su magnitud y alcance, sean declarados de interés productivo, cultural o turístico.

Asimismo, el Parque Industrial no para de crecer.

Pensar que cuando asumimos gran parte de lo que hoy vemos activo ahí, eran terrenos no productivos, sin vida y lo más importante, sin trabajo. Nadie pensaba en radicar su empresa ahí, o en ampliarse, pero trabajamos mucho para dotarlo de los servicios necesarios y hoy podemos decir que el parque creció en un 20%. Solamente en 2022, adjudicamos  200.000 metros cuadrados, después de 5 años en que no se recibían nuevas empresas allí.

Pero ya nos quedó chico. Por eso vamos a avanzar en la creación de un nuevo Parque Industrial. Ya estamos realizando el análisis de factibilidad, que permita impulsar los estudios hídricos, legales y la viabilidad económica para la obtención de tierras.

Si bien es algo que seguramente verá finalmente la luz en otra gestión, lo hacemos porque sabemos que conseguir nuevas inversiones, exige pensar y construir la Mar del Plata y Batán del largo plazo.

Pero además del parque o los parques que hay en nuestra ciudad, Mar del Plata tiene 1500 industrias, y con 12 mil empresas podemos decir con orgullo que es el distrito de la Provincia de Buenos Aires con más establecimientos, liderando así el mapa productivo del territorio bonaerense, lo que muestra la fuerza del sector privado en General Pueyrredon.

Y buscamos constantemente que se sigan radicando muchas empresas más, porque queremos una ciudad que siga generando nuevas oportunidades. Por esto voy a enviar en los próximos días a este Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que busca promocionar e incentivar la producción vitivinícola en nuestra ciudad, que fomente la incorporación de viñedos y bodegas como proceso socioeconómico y estratégico para generar una nueva actividad en la matriz productiva de nuestro partido.

Ya tenemos ejemplos de producción y bodega en Chapadmalal, una iniciativa innovadora que nos iluminó el potencial de nuestra ciudad en la producción de vinos.

El impulso a esta industria se basa en que no solo permitirá desarrollar otro proceso productivo completo con el valor agregado, y la gran cantidad de puestos de trabajos directos e indirectos, sino que además será una nueva instancia de promoción de nuestra ciudad, de posicionamiento nacional e internacional, una nueva atracción para sumar al circuito.

Todas estas acciones, que hicimos y que queremos continuar haciendo, hacen que Mar del Plata sea una ciudad económicamente atractiva para el sector privado y nos llevaron a que logremos, entre todos los marplatenses, a tener los menores índices de desocupación de los que se tenga registro. Y por supuesto que tenemos que seguir trabajando porque es una prioridad para todos.

Y si de prioridades hablamos, la Seguridad es sin dudas una de ellas. Para los vecinos y para mi.

Es una cuestión que la trabajamos con planificación y con trabajo articulado con todos los sectores. Por eso hablo de forma permanente con el ministerio de Seguridad, porque en un tema tan sensible no puede haber matices, no puede haber mezquindades partidarias.

También es un área donde se puede apreciar la articulación público-privada. Un ejemplo de esto es la última temporada de verano  en Mar del Plata, donde la coordinación entre las fuerzas de seguridad, el municipio y los distintos sectores involucrados permitieron crear un dispositivo de seguridad y un sistema de transporte adecuado para lograr una rápida dispersión de la gente a la madrugada y así minimizar el riesgo de enfrentamientos violentos.

No quiero hacer lecturas comparativas con otros distritos pero no podemos soslayar que somos una de las principales ciudades del país. No solo por la población actual, sino por la población no estable que tenemos de forma permanente por ser el destino más visitado. Las estadísticas, por más buenas que hayan sido este pasado 2022, solo sirven a título informativo, y no se puede descansar un segundo en materia de seguridad porque el trabajo tiene que ser articulado, constante e innovador.

En este punto, fue clave la gestión junto al ministerio de Seguridad de Provincia, quien eligió nuestra ciudad para que desembarque la Escuela de Fuerzas Especiales de la UTOI, que requirió una obra que ya está finalizada y que tendrá una consecuencia muy positiva para Mar del Plata y Batán que es que muchos de los policías que egresen de allí permanecerán en nuestra ciudad para cuidar a los vecinos.

Y aquí debo solicitar a este Honorable Cuerpo que se pueda avanzar en todos los proyectos pendientes de tratamiento para seguir facilitando la instalación de las fuerzas. Les pedimos que entiendan lo prioritario que esto es para los vecinos de General Pueyrredon.

Y también para nosotros, como venimos insistiendo año a año, la tecnología tiene que ser nuestra principal aliada en materia de seguridad y trabajamos de forma permanente para tener cada vez más recursos. Este año tenemos previsto sumar 111 nuevos puntos, lo que completa un total de más de 1.500 cámaras públicas y un anillo digital de otras 55, además de las más de 400 cámaras privadas que se sumaron al sistema de monitoreo.

Pero la seguridad también está relacionada con las conflictividades en el espacio público. Por eso, continuar con los controles vinculados a la aplicación de la ordenanza que prohíbe una zona roja en la puerta de la casa de los vecinos, fue fundamental. Llevamos adelante un cambio histórico en la ciudad, que ha logrado devolverle la paz a miles de vecinos de distintos barrios.

También las cuestiones vinculadas a cuidacoches y limpiavidrios: pusimos en marcha durante enero una línea para denunciar y un grupo especial dentro de la policía de la Provincia, con sede y recursos propios, que logró intervenir en más de 450 denuncias sobre trapitos, mediante las cuales se detuvo a más de 40 personas.

Lo mismo con el tema de las usurpaciones y cortes de calle. Mi posición acá es muy clara: no podemos aceptar métodos extorsivos en ningún caso. Y por eso siempre realizamos la denuncia penal correspondiente, porque los que más lo sufren son los vecinos que circulan o viven en la zona y los comerciantes que tienen un impacto directo.

Tenemos la ciudad más linda del mundo. Me encanta saber que eso no es solo una idea nuestra, sino que es algo que se confirma día a día.

Porque, como ya mencioné, tuvimos un 2022 y un verano donde la cantidad de turistas que nos visitaron fue récord. Es muy bueno ver que la estrategia de lograr que esta actividad se mueva de manera constante durante todo el año, fue un éxito.

Mar del Plata va camino a los 150 años y es una oportunidad hermosa para seguir desplegando todo nuestro potencial. Por eso seguimos trabajando en generar nuevas ofertas turísticas, con más eventos de nivel nacional e internacional, propuestas para seguir potenciando el turismo joven, actividades todo el año y circuitos comerciales que impulsen la economía local y le muestren el talento marplatense al mundo.

Una Mar del Plata activa también se trata de eso.

El caso de Chapadmalal es paradigmático en cuanto al desarrollo de nuevas ofertas, porque sin dudas estamos viendo el crecimiento de una zona que ya muchos eligen, no solo para vivir, sino para desarrollar actividades que convierten a Chapa en una de las revelaciones de la costa atlántica.

Y todas estas nuevas experiencias que nuestra ciudad ofrece, requieren previsión como ya señalé anteriormente. Desde varios lugares, como la seguridad, pero también buscando soluciones a problemas históricos como era la falta de agua, desde hace décadas, que cada verano sufría todo Punta Mogotes y el Sur. Trabajamos todo el 2022 para solucionarlo y este verano no tuvimos problemas. Otro ejemplo fue la salida de los autos desde las playas de la misma zona. Diseñamos un operativo que redujo a la mitad los tiempos de traslado.

Y cuando hablamos de una visión de ciudad moderna, activa, donde las necesidades de los marplatenses y batanenses son prioridad, el espacio público es fundamental. Porque es la postal diaria de nuestra ciudad y la tenemos que cuidar. Hace a la calidad de vida de los vecinos.

Por eso desde el Municipio se realiza un trabajo constante.

Ya les dije que acá tenemos una realidad de falta de acompañamiento del gobierno provincial y nacional, que nos obliga a ponernos creativos, pero no voy a redundar en este tipo de argumentos. Les voy a contar lo que sí pudimos hacer y lo que vamos a hacer.

La repotenciación LED del alumbrado público es una prioridad. Es increíble el cambio que genera esto en plazas, calles, en las principales arterias de la ciudad. La implementación de esta tecnología es muy importante porque alumbra más y mejor, consume menos, da más seguridad y además cuida el ambiente.

Para este año ya tenemos previsto reconvertir a LED 32 espacios públicos entre plazas, paseos y parques, lo que va a dar un total de 100 cuando termine el año, una reconversión que con orgullo puedo decir que iniciamos en esta gestión. Además por supuesto de seguir haciendo el mismo laburo en avenidas, corredores escolares y universitarios, y calles de los distintos barrios.

También se realizarán obras de bacheo y repavimentación en distintos sectores de la ciudad, superando los 130.000 m2 que ejecutamos el año pasado.

En los caminos rurales se realizará el mantenimiento de 480 km. garantizando durante 12 meses el tránsito. Esto está dando grandes resultados en nuestro sector frutihortícola, que con orgullo digo que es uno de los principales del país.

 Durante el 2022 se alcanzó la cifra histórica de 9.300 cuadras de engranzado, que contando con el trabajo de las diferentes Delegaciones, suman un total de 11.000 cuadras y para este 2023, se prevé superar esa cifra.

Otro capítulo que quiero destacar son las obras de restauración de monumentos, creación de circuitos históricos y recuperación del patrimonio, que es parte fundamental de nuestro ADN, de nuestra identidad, de nuestra historia.

En 2022 terminamos con la restauración de las históricas farolas de la rambla, que desde 1938 iluminan y decoran esta postal tan querida por todos los marplatenses y por quienes nos visitan. Este año encaramos la tercera etapa de la obra para recuperar por completo este espacio.

Y que como saben, si bien es un espacio que depende de la Provincia, hacemos lo que está a nuestro alcance para mejorar este ícono nacional, y confiamos en que finalmente este año el gobierno bonaerense ejecute los trabajos que incorporó nuevamente en el presupuesto.

Soy muy consciente de que todavía nos falta mucho, pero también estoy muy orgulloso de todo el laburo que venimos haciendo: porque es constante y porque tiene como prioridad mejorar la circulación, el tránsito y por ende la calidad de vida en nuestra ciudad.

Y en relación al espacio público, hay cuestiones en las que tenemos que trabajar codo a codo, todos juntos. El más emblemático es la limpieza. Porque mantener las calles y los espacios públicos limpios y ordenados es una tarea que es y debe ser compartida. Y con esto no quiero decir que no me voy a hacer cargo. Me refiero a que hace falta tomar conciencia sobre la responsabilidad individual de cada uno en este tema.  Se trata de eso también: e conciencia y empatía.

Todos los días los equipos municipales limpian microbasurales y eso es porque primero va a alguien y deja una bolsa donde no va, después otro deja sus restos de poda y así se va formando una pila de residuos que termina representando un riesgo sanitario para los demás vecinos del barrio.

Lo que hacemos con el programa Propietario Responsable forma parte justamente de esto. De hacernos cargo de la tarea que nos toca para solucionar un problema, pero hacerle saber al dueño del lugar que es él el responsable y en consecuencia tiene que pagar.

Este verano tuvimos también el operativo de los promotores ambientales en las playas, que tuvo excelente recepción por parte de la gente y que se basó no solo en entregar bolsas, sino en concientizar sobre el cuidado de los espacios públicos.

Y la separación de residuos es otro tema que tiene que ver también con esto, por eso reforzamos las campañas y estamos delineando acciones para fortalecerlo, con un trabajo concreto del estado y una participación activa por parte de los vecinos.

Con mucho esfuerzo y gestión, buscando que nos lleguen los recursos que nos corresponden, estamos trabajando para hacer un nuevo llamado a licitación del Polideportivo Camet, las obras del corredor Ghandi, los baños públicos de Laguna de los Padres, el skate park de Playa de los Lobos y la red de gas de Alto Camet.

 A su vez, tenemos proyectado poner en valor el frente marítimo, darle continuidad al Plan Municipal de Accesibilidad a través del cual se van a construir nuevas rampas, y mejorar los centros de salud.

El año pasado volvimos a trabajar con el Presupuesto Participativo, una iniciativa que surgió en este Concejo y que es tan importante para que los vecinos propongan ideas para mejorar la ciudad.

Todo el proceso se hizo online, recibimos más de 1.300 proyectos y fueron los mismos vecinos los que votaron y eligieron 35 para que se lleven a cabo en los distintos barrios. Muchos de esos proyectos ya se realizaron, y tienen que ver con luminarias LED, instalación de semáforos, mejoras en el asfalto y talleres de acompañamiento para chicos y chicas con discapacidad.

Todos estos trabajos y proyectos son posibles solamente si laburamos en equipo. Si empujamos todos para el mismo lado y si tomamos conciencia de que para que la ciudad crezca, el único camino es el del trabajo.

Y ya se encuentra en este recinto el proyecto para seguir cambiando la movilidad en la ciudad que, como digo siempre, no se trata solamente de los colectivos. En relación al transporte público de pasajeros, esperamos que este año finalmente el pliego propuesto pueda encontrar el acompañamiento de todos, ya que recepcionó muchas de las opiniones que distintos sectores y otras que ustedes mismos acercaron en su oportunidad.

Soy consciente que el transporte urbano tiene que mejorar para que todos viajen como se merecen con costos razonables. Lamentablemente somos perjudicados por la abrumadora inflación y seguimos siendo brutalmente discriminados en el reparto de subsidios en comparación al AMBA, reparto que no se modifica pese a los anuncios que se hicieron a nivel provincial y nacional.

La movilidad urbana tiene que cambiar, y por eso seguimos incorporando bicisendas en distintos tramos de la ciudad, y también tenemos que seguir trabajando para que todos los que circulan puedan hacerlo de la forma que elijan.

El conocimiento, la creatividad y la innovación son tres de los ejes sobre los que se construyen las ciudades del futuro.

Y uno de los puntos claves para poder tener una ciudad activa, y moderna, es la educación, porque allí se siembran las semillas de quienes van a ser parte fundamental de esta transformación que iniciamos.

Por eso nuestra visión de la educación apunta a que los chicos se  transformen en protagonistas de este presente que avanza muy rápido donde la inteligencia artificial gana cada vez más terreno y llegó para quedarse.

En ese sentido seguimos impulsando la industria del conocimiento, las nuevas tecnologías y los contenidos de informática, robótica y otras áreas que son tan importantes en los tiempos que corren. Nuevas herramientas para los jóvenes, que le sirvan para este mundo que como señalé antes genera cambios constantes, y por eso celebro proyectos como el de educación financiera, que surgió en este mismo recinto, que les permiten salir al mundo e insertarse en el mercado productivo.

También, en este sentido, vinculamos las escuelas de formación profesional con el mundo de la producción. En lo que va del año ya se registraron más inscriptos que en 2022 y vamos a seguir trabajando ahí para que el potencial y el talento marplatense esté siempre en lo más alto.

En tanto, el programa PEBA, ya llegó a más de 90 barrios de la ciudad y seguimos trabajando para que llegue a todos los rincones de General Pueyrredon.

Y si hablamos de sustentabilidad, los niños y los jóvenes son los principales multiplicadores de las prácticas que tenemos que incorporar a nuestra vida, para cuidar el ambiente. Por eso, desde distintas áreas de gobierno vamos a profundizar las acciones sobre estas temáticas en las escuelas y otros espacios.

Hoy comenzó un nuevo ciclo lectivo, los chicos vuelven a las aulas y para eso estuvimos trabajando para poner a punto los edificios y establecimientos educativos de la ciudad.

Pero además, tengo dos grandes noticias: esta mañana estuve en el Jardín n° 9 que inauguramos, siendo un pedido histórico de los vecinos de la zona de Faro Norte que durante décadas tuvieron el jardín de infantes funcionando en la sede de la Sociedad de Fomento.

También inauguramos una escuela en la zona de Félix U Camet, otro pedido histórico de quienes viven en la zona y que pudimos cumplir.

En materia de obras de salud, en los últimos días se firmó el decreto para la apertura de la licitación de la primera etapa del Centro 2, que hace algunos años había dejado de tener su espacio propio y ahora con esto se lo estamos devolviendo a los vecinos. También firmamos la adjudicación para la base del SAME Libertad y la construcción del CAPS Belisario Roldán.

En dos semanas se abre también la licitación para la obra del CEMA Batán, y el proyecto incluye un área cubierta de más de 1300 metros cuadrados con servicios médicos de consulta externa, área de emergencias y atención las 24 horas, algo que los vecinos de Batán esperan hace mucho tiempo y es un gran orgullo saber que falta menos.

Estas obras siguen acercando la salud a  la gente y tienen que ver con necesidades que venían de hace tiempo. Nosotros las escuchamos, las identificamos y tomamos acciones concretas para responder a eso y seguir destinando recursos donde más se necesitan.

Y como seguimos modernizando el Municipio, el año pasado lanzamos también la app de Salud MGP para que los vecinos puedan sacar turno en los centros de atención primaria municipales directo desde el celular. Rápido, fácil, ágil y sin moverse de sus casas.

Hasta el momento, a nueve meses desde el lanzamiento, ya hay más de 80.000 usuarios registrados en la aplicación y se otorgaron casi 100.000 turnos. Lo que nos da la pauta de que esto es algo que los vecinos también estaban esperando.

Porque ese es el lugar hacia donde apuntamos y de eso se trata la ciudad moderna que queremos. Con menos trabas, menos burocracias, menos pérdida de tiempo haciendo filas, y más comodidades y facilidades para los vecinos.

Mar del Plata es cuna de grandes talentos deportivos que son nuestros embajadores y llevan a nuestra ciudad a lo más alto.

Este año vamos a tener probablemente la mayor representación marplatense en la comitiva argentina de los Juegos Panamericanos de Chile, que es el evento deportivo más importante del año. Una vez más el empuje y el compromiso de nuestros atletas ponen a Mar del Plata en la agenda deportiva internacional.

 Pero también estamos concentrados en mejorar todos los días los espacios deportivos. En el 2022,  hubo un gran laburo en el Poli Islas Malvinas para dejar el lugar en las mejores condiciones y redoblar la apuesta cultural y deportiva.

Esto estuvo acompañado por propuestas de primer nivel que trajeron movimiento, laburo para los marplatenses, actividades para toda la familia y un incremento en el flujo turístico con personas de otras ciudades que se acercaron a disfrutar los eventos.

En 2023 la propuesta es seguir empujando, invirtiendo y mejorando este espacio que es tan importante para el deporte y la cultura local. Pero también tenemos previsto hacer trabajos de infraestructura y mejoras en TODOS los espacios deportivos: las canchas de tenis municipales, el natatorio, el patinódromo, la pista de atletismo, el Centro Municipal de Hockey, el velódromo, los Polideportivos barriales y el Parque Camet donde ya hicimos muchos trabajos de recuperación del espacio y realmente los vecinos lo están disfrutando muchísimo.

Y tenemos otra gran apuesta: el Estadio José María Minella. Claramente después de tantas décadas de abandono, ningún municipio podría encarar con recursos propios los arreglos que se requieren.

Pero no nos quedamos en la queja. Evaluamos muchas posibilidades y como saben estamos avanzando en la que creemos que es la mejor, que es que se convierta en la “Casa de las selecciones nacionales de fútbol”.

Este es otro ejemplo de la asociación público-privada que no solo va a resolver un problema de la ciudad, sino que impulsará un espacio con nuevas atracciones, que va a generar otro círculo virtuoso de movimiento económico y laburo para Mar del Plata.

El año pasado también trabajamos mucho en la mejora de los espacios culturales, y la idea para 2023 es seguir por el mismo camino y redoblar la apuesta.

Los museos municipales se convirtieron en un atractivo cultural y turístico extraordinarios. Durante 2022 tuvieron más de 140.000 visitantes, eso representa un 30% más que el período pre pandemia y significa que los marplatenses y quienes nos visitan están disfrutando estos espacios más que nunca.

Y en este punto fue clave el aporte del equipo de paleontólogos del Scaglia, un dream team que hace un trabajo espectacular y nos representa en todos lados. Nos ponen en la agenda científica y cultural de Argentina y el mundo y convocan a miles de personas todo el año al Museo.

A esto se suma la actividad de la Orquesta Infanto Juvenil, la Banda Sinfónica Municipal, la Orquesta de Tango, el Festival Internacional de Cine, las visitas a espacios como Villa Victoria, Villa Mitre y la Torre del Tanque, en donde estamos siempre proponiendo actividades y generando movimiento.

Y como parte de la ciudad que queremos, por supuesto, trabajamos para modernizar estos espacios culturales, y pensamos siempre en una agenda de 12 meses.

Por otra parte, y no es algo menor, ya saben que empezamos a transitar el camino hacia los 150 años de la fundación de Mar del Plata, y para los festejos estamos pensando un calendario de actividades que estén a la altura de la ciudad que somos.

Esta organización va a necesitar de todos los marplatenses, todos los actores que estén dispuestos a mostrar el orgullo que sentimos por esta ciudad, que es la más elegida por los argentinos y que ya se encuentra en el radar del mundo.

Llevar adelante una gestión de gobierno y una visión de ciudad tiene muchísimas aristas y variables.

Gobernar es hacer. Y yo vine a hacer, a transformar la ciudad del NO apostando al desarrollo. Pero esto no podría hacerlo sin el acompañamiento todos los marplatenses.

Para hacer necesitamos ser valientes y no temerle a los cambios.

Somos un gobierno que trabaja para acompañar al privado, porque estamos convencidos que de ahí solo salen cosas maravillosas.

Sigamos eliminando las trabas, porque así se liberan las energías creativas de la sociedad, porque eso es lo que provoca un movimiento multiplicador en la economía, dejando hacer en libre competencia.

Siempre con el límite del control ciudadano a través de la transparencia en los datos y en las rendiciones de cuentas.

Vamos a seguir siendo una administración austera, con números ordenados y con un impacto impositivo que sea cada vez menor.

Porque una ciudad activa y moderna es una ciudad que crece, que va para adelante, que propone, que dice que sí a los que quieren progresar y que presta atención a lo que se necesita en lo cotidiano.

Me llena de orgullo caminar por la ciudad y ver que, si bien falta mucho, todos los días hay cambios y mejoras que hacen que la vida sea cada vez mejor para todos.

Muchas gracias.”

Te gusto esta nota? Podes compartirla en tus redes.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Segui Informado

Somos el portal de noticias con informacion sobre los 27 partidos que componen La Quinta Seccion Electoral de la Provincia de Buenos Aires.

Seguinos en nuestras redes: