Manino Iriart se pregunta, ¿Cómo nos movemos en Mar del Plata?

Una de las crecientes preocupaciones manifestadas por los gobiernos locales tiene que ver con la movilidad urbana y, en particular, con el tránsito y el transporte. En este sentido, el diputado provincial Rodolfo Manino Iriart señala que “uno de los aspectos más importantes para el desarrollo y la calidad de vida urbana, es el relativo a la dinámica de traslado de sus ciudadanos, central para incentivar el desarrollo económico y social porque permite el desplazamiento de personas y mercancías”.
Haciendo referencia a cifras concretas, Manino argumenta que “según la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), hay más de 3,5 habitantes por vehículo, y que el 38% del parque automotor nacional, es decir 4,75 millones de vehículos, se encuentra radicado en la Provincia de Buenos Aires”.
Mar del Plata parece no estar ajeno a estas tendencias, ya que como señala el legislador, “según los datos de la Encuesta de Percepción Ciudadana (EPC) de 2015, realizada por la organización ‘Mar del Plata Entre Todos’, el 43,3% de los marplatenses utiliza el auto como medio de transporte para desplazarse habitualmente, mientras que el 38%, utiliza el ómnibus. Además, se observa que el uso del automóvil creció 7,6% en el período 2012-2015, mientras que la utilización del ómnibus decreció en un 5%”.
“Este fenómeno es consistente con los datos relativos al parque automotor en el distrito. En 2015 había 366.287 automóviles, lo que implicó un aumento de 74.443 autos en relación a 2011, lo que da cuenta de un preocupante ritmo de crecimiento del parque automotor: 5,8% anual o, en términos más gráficos, 50 autos por día. Hablamos de aproximadamente 1,67 habitantes por unidad, una cantidad de automóviles por habitante que supera holgadamente el promedio nacional”, apunta el diputado Iriart en referencia al exponencial y preocupante crecimiento de la “motorización” en el partido de General Pueyrredon.
En este marco, Manino Iriart  afirma que “no puede llamar la atención entonces que, según la “Encuesta sobre las preocupaciones de los marplatenses” de la Universidad de FASTA, para el 34% de los residentes el tránsito es el principal problema de la ciudad, y que el 84% de los marplatenses lo califica como caótico”.
“Hablar de calidad de vida, implica referirse no sólo a cuestiones estructurales sino también necesariamente a todo lo que hace a la cotidianeidad. Más allá de la mejora en la calidad, seguridad, alcance e interconectividad del transporte público, es necesario avanzar en otras medidas que desincentiven el uso de vehículos particulares, como la infraestructura para bicis o las zonas exclusivas de movilidad en la ciudad (es decir sin tráfico de automóviles o motocicletas), entre tantas otras propuestas”, concluye Iriart.