La Municipalidad de Mar del Plata limpia terrenos privados abandonados y le cobra los gastos a los dueños: ya se retiraron 100 toneladas de residuos

Incluyen basura y restos de poda. Su estado de abandono potenciaba el riesgo para la salud de los vecinos y del ambiente. Cabe señalar que los costos de estos trabajos, traducidos en recursos humanos y de maquinaria utilizada, promedian unos 55 mil pesos por terreno y son cargados a la cuenta de cada propietario.

En Mar del Plata, la Municipalidad -a cargo del intendente Guillermo Montenegro- limpia y desmaleza terrenos privados que se encuentran abandonados los cuales representan un riesgo para la salud de los vecinos y el ambiente a través del Programa Propietario Responsable.

De esta manera ya se extrajeron unas 100 toneladas de residuos y los costos de estos trabajos, traducidos en recursos humanos y de maquinaria utilizada, promedian unos 55 mil pesos por terreno y son cargados a la cuenta de cada propietario.

Así, a partir de denuncias recibidas a la línea del Centro de Atención al Vecino -vinculadas a cuestiones de higiene y saneamiento- primero se envía un inspector a evaluar la situación y el trabajo a realizar. Cabe aclarar que no es potestad del Municipio ocuparse de la limpieza de terrenos privados ni puede ingresar en ellos si no es con una orden de un juez. Por ello, una vez visto el caso -que a menudo surge por la concurrencia de numerosos reclamos de vecinos de la propiedad- se labra un expediente y se inician una serie de pasos legales, que comienzan con la intimación al dueño del terreno a hacerse cargo de su limpieza. De no recibirse una respuesta favorable en un tiempo prudencial, se accede al lugar mediante una orden de allanamiento y se lleva a cabo la higienización del área exterior (si hubiera edificación) y veredas.

Las tareas a realizar dependen del estado en que éste se encuentre y de las dimensiones, entre otros factores. Las tareas más habituales son el corte de pasto y desmalezamiento con motoguadañas, limpieza manual de microbasurales con cuadrilla, retiro de restos de poda y jardinería y otros residuos voluminosos y, de requerirse,  pueden aplicarse acciones de desrodentización. Además, se dispone de un camión almejero o camión volcador para retirar los residuos de modo que no queden en la vía pública, lo que arroja unas 6 toneladas promedio de residuos levantadas en cada jornada.

El detalle de la superficie higienizada, los metros cúbicos de residuos que se retiran y se trasladan al predio de disposición final, el combustible, las horas hombre y el costo por la publicación de los edictos, entre otros ítems, son cargados en la cuenta de cada propiedad, sin perjuicio de la sanción que pueda aplicar el Juez de Faltas que intervenga en la causa.