Destacan como de “vanguardia” una nueva ordenanza sobre fitosanitarios en Mar Chiquita

Surgió por unanimidad en el Concejo Deliberante luego de una negociación con todos los bloques encarada por el intendente Jorge Paredi. La normativa incorporó, entre otros aportes, las propuestas de la ONG “Verde Sustentable, que integran especialistas técnicos y productores.

“El partido de Mar Chiquita” tendrá una normativa de vanguardia para la regulación de las aplicaciones de fitosanitarios”. De este modo lo destacan tanto las autoridades municipales como representantes y técnicos del sector agropecuario del extenso distrito del sudeste bonaerense.

La ordenanza sobre fitosanitarios a la que se hace referencia (la 19/20) fue aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante luego de una deliberación de la que participaron tanto el intendente Jorge Paredi como los integrantes de los distintos bloques de concejales.

Las bases de la ordenanza tuvieron origen en el trabajo y propuestas de la ONG “Verde Sustentable”, que está integrada por especialistas en distintas áreas, como ingenieros químicos, ingenieros agrónomos, biólogos, apicultores, especialistas en medioambiente, y productores rurales.

Sustentabilidad garantizada

Previamente se realizaron estudios de impacto ambiental en varios campos ubicados sobre ruta 11 en el corredor Santa Clara del Mar- Mar Chiquita. Esos estudios fueron realizados por el profesor ingeniero químico Eduardo Jorge Hadad Pitasny. En dichos estudios no se detectaron rastros de agroquimicos en las muestras sacadas de tierra, agua y aire de los distintos campos. Por otro lado al ser campos que integran rotaciones con cultivos en siembra directa y rotación con pasturas, se asegura la sustentabilidad del sistema productivo.

Consultado por periodistas, el ingeniero Julio Steffan, docente de la Universidad Nacional de Mar del Plata consideró a la ordenanza como de “vanguardia”, por establecer reglas de aplicación de fitosanitarios muy estrictas y claras según la proximidad a zonas más o menos pobladas.

También establece que son responsables solidarios tanto el ingeniero agrónomo que hace la receta agronómica, como el aplicador y el dueño del campo, de manera que, señaló Steffan, “ninguno se pueda “lavar las manos”ante una infracción a la ordenza. Y para darle mayor tranquilidad a los pobladores que estén cerca de los campos y colegios rurales, deberán levantar cortinas forestales, siendo el departamento ejecutivo del municipio el encargado de reglamentar la implantación y mantenimiento de los mismos.

También se destaca que la ordenanza en cuestión se puede decir que fija normativas pensadas en el resguardo del medioambiente y la salud pública dado que legisla sobre las acciones de todos los responsables de la cadena de aplicación de fitosanitarios, y deja muy en claro el tipo de sanciones que tendrán sino se cumple al pie de la letra con lo dispuesto por la ordenanza.

“Suponemos que tanto autoridades como productores pueden estar seguros y reconfortados luego de haber participado de la promulgación de esta ordenanza, que será ejemplo para muchos partidos de la región en donde tienen que convivir campo y ciudad”, concluyó Steffan.