Alejandro Arrechea: “El Ejecutivo, se burla de los catorce integrantes de este cuerpo”

Así lo expresó el primer concejal de Cambiemos, y hombre netamente PRO, en el Honorable Concejo Deliberante. Además, sostuvo en su escrito que “dudo después de estos 3 años y medio juntos (en relación a Ronda) en la función pública, de su capacidad administrativa para llevar adelante tan nobles propósitos”. Este misil de Arrachea, no es el primero que lanza contra su propio espacio político, y esta vez, lo hizo en relación a la rendición de cuentas del 2018, de manera adelantada, ya que él no estará en la sesión de tratamiento de la misma. También retrotrajo los modelos económicos radicales, sosteniendo que  “siempre le costó amalgamar un programa económico sustentable con un proyecto de País inclusivo”

 

AQUÍ EL TEXTO COMPLETO DEL DESPACHO DE ARRACHEA:

 

Señor Presidente:

En virtud que cuando llegue a tratamiento de este cuerpo la Rendición de Cuentas del 2018, estaré ausente; quisiera hacer unas consideraciones sobre el mismo.

Veo con mucha preocupación que se ha seguido incumpliendo, por el departamento Ejecutivo Municipal, varias Ordenanzas  y pedidos de informe aprobados por unanimidad varios de ellos y “ninguneados” (por decirlo de alguna manera) por el Ejecutivo.  Y como dije, me preocupa, porque siempre el partido radical se ha jactado de ser un defensor a ultranza del sistema democrático y del respeto a las instituciones, y con estas actitudes echan por tierra ese capital.

La ordenanza 063/98, que crea el C.A.S.E.R  y regula su funcionamiento, inclusive la 007/2004 que modificaba en parte a la anterior, fueron incumplidas y dejadas de lado por esta administración durante el ejercicio 2018.  De nada sirve que los funcionarios nos digan y quieran hacernos creer que los fondos afectados para los caminos rurales fueron dirigidos a estos; es imposible comprobarlo porque desarmaron el ente que debía controlarlos.  Tampoco si el gasto realizado era el prioritario y convenido en el proyecto que hasta Marzo del 2018 se venía llevando a cabo.

Una falta grave al sistema democrático, al desarrollo estratégico del sector rural ( productivo y social) y sobre todo, a la confianza generada por esta administración, cuando prometió “transparencia” en la gestión y un “cambio” superador en el manejo de este Ente.

Desgraciadamente no es esta la única Ordenanza incumplida.

En el despacho de la comisión de Hacienda y Presupuesto del expediente Municipal 1010/SE/2017 sobre el presupuesto de gastos y cálculos de recursos 2018, se agregaban claramente a la Ordenanza aprobada por este cuerpo en el punto 3 “……se fija el tope máximo de pago en concepto de horas extras por mes de $ 1.500.000 (pesos un millón quinientos mil)….Todo aquel monto que exceda dicha suma deberá ser aprobado por este cuerpo deliberativo…..”.

De acuerdo a las planillas del RAFAM, que pudimos consultar, se liquidaron “solo” horas extras por un total de $ 31. 075.416,88 (pesos treinta y un millones setenta y cinco mil cuatrocientos dieciséis con ochenta y ocho centavos), es decir a un promedio por mes de poco más de $ 2. 589.000 (pesos dos millones quinientos ochenta y nueve mil).  Nunca este Concejo Deliberante autorizó o convalidó dicho exceso durante el año 2018.

Nuevamente el Departamento Ejecutivo, se burla de las resoluciones de los catorce (14) integrantes de este cuerpo, representantes al fin, de la ciudadanía Marchiquitense.

No pude seguir ahondando en otros programas o jurisdicciones específicas sobre el gasto hecho en el año 2018, pero, como dice el refrán, “Para muestra basta un botón”.

Quiero ser justo, señor Presidente, y resaltar el informe presentado por el contador municipal Jerónimo Rocatti, lo considero particularmente franco y  despojado de toda suspicacia política, al menos por el solo hecho de haber reconocido una deuda flotante de $ 54.957.724,12 ( pesos cincuenta y cuatro millones novecientos cincuenta y siete mil setecientos veinte cuatro con doce centavos) al 31 de Diciembre de 2018.

Permítame para terminar, señor Presidente, una pequeña reflexión.  Siempre supe de la honestidad y la hombría de bien de nuestro Intendente, sigo considerándolo así.  Estoy seguro de sus deseos por ver una Mar Chiquita próspera y desarrollada, pero dudo después de estos 3 años y medio juntos en la función pública, de su capacidad administrativa para llevar adelante tan nobles propósitos.  Sabido es que al partido Radical, en general, siempre le costó amalgamar un programa económico sustentable con un proyecto de País inclusivo, desarrollado y armónico (como prueba están las gestiones del Dr. Alfonsín, De la Rúa, Armendáriz, Irigoyen, etc.), también hay excepciones por cierto, pero sigo creyendo, señor Presidente, en nuestro Intendente, y en este proyecto de CAMBIEMOS. Tal vez nuestros dirigentes deberán elegir mejor a los “soldados” para las batallas que aún quedan, no podemos desaprovechar el respaldo que la mayoría del pueblo Argentino, y particularmente el de Mar Chiquita nos dió,  todos necesitamos reafirmar el “Cambio” que se gestó en el 2015. Habrá que mejorar, pero nunca será volviendo al pasado

 

FUENTE: 02265.com.ar