Alberto Fernández: Lo que no se dice de la salud del precandidato a presidente

Si bien explicó que por una tos persistente decidió junto a su médico realizar una serie de chequeos antes de lanzarse de lleno a la campaña, las versiones a las que accedió este medio distan de la oficial.

“Ninguna rutina de chequeos dura tres días ni se empieza en horas de la noche, por un chequeo, desde lo estrictamente médico, Alberto Fernández no está en el Otamendi”, confió en off una fuente del entorno de ese nosocomio.

Luego, una fuente del ala política, aunque no del albertismo, señaló que “tiene un problema de coagulación en un pulmón, no es tan sencillo”.

A su turno la fuente medica hiló la tos persistente y el cuadro pulmonar validando la versión médica.