Lezama: Harispe, intendente de Cambiemos está sospechado de corrupción

EL JARDÍN MÁS CARO DEL MUNDO
Más de 7 millones tirados a la basura en 2017. Una obra certificada hasta el 50% que debe hacerse de vuelta. El municipio presupuestó más de 32 millones en una nueva licitación de la que no hay novedades.

Harispe lo había anunciado ni bien entrò con bombos y platillos, con su referente Macri prometiendo 3.000 jardines. Pero ya sabemos que desde más de dos años nadie trabaja en la obra, y quedará una pesada deuda para el próximo gobierno.

APURO POR ARRANCAR Y DESPUÉS, EL PARATE.

Allá por 2016, con Harispe a meses de asumido, se apuró una ordenanza que desafectaba el espacio verde vecino al Geriátrico y el Hospital Francisco Quijano; poco importó que estuviera sobre la Ruta 57 y el bulevar: Era el lugar elegido para construir el nuevo edificio del Jardín, y sin más trámite ni análisis, el Concejo aprobó. Ni siquiera se preguntaron tampoco que pasaría con el monumento a la autonomía que se erigía en ese espacio, construido durante la primera gestión municipal. Había que hacerlo ahí para no tocar ningún otro interés que después asegurara votos. Poco tardaron en romper el monumento y cuando quisieron avanzar apareció “imprevisto” que debería haber sido previsto: un caño de gas pasaba por debajo del terreno.

El inicio se demoraba entonces, y los precios subían, pero nada hacía prever el desenlace, mucho más cuando el Intendente destacaba el buen valor que se pagaría por el metro cuadrado. El edificio contemplaba 900 metros cuadrados para los chicos del Jardín 901, a razón de 18.000 pesos el metro cuadrado en 2016. La empresa se llamaba Bahía Blanca Viviendas SRL y Escarabajal SRL en UTE, y hoy no da signos de vida, porque la empresa tenía 99 jardines para construir, poca capacidad, y ante los aumentos pidió que se adecuen los precios a lo que no se accedió desde el gobierno.
Para terminar esa obra ahora significará ahora mucho más de los 17 millones contemplados al adjudicarse. Dinero de los contribuyentes perdido.

CON LOS 17 MILLONES DE PESOS PRESUPUESTADOS NO LLEGARON NI A LA MITAD DEL EDIFICIO.
El método constructivo de paneles industrializados se caracteriza por la rapidez, y el jardín debió terminarse en agosto del 2017, porque la fecha de inicio fue el 13 de febrero de 2017, pero no solo no se concluyó, sino que está parado y no ha avanzado ni la mitad, y encima tiene una denuncia penal presentada por Stolbitzer.

UNA NUEVA LICITACIÓN, EL MUNICIPIO EN EL MEDIO Y NADA.
Este año electoral se firmaron convenios y aprobaron ordenanzas, para terminar el edificio. Primero eran 22 millones, y después, 32 millones. Harispe y sus concejales reconocían de acuerdo al presupuesto, que lo que se hizo, ya no sirve. Plata tirada a la basura y el jardín sin terminar hace tres años.

DEUDA PARA EL FUTURO GOBIERNO
No solo el Jardín 901 se trasladaba a ese nuevo edificio; ya se había consensuado el traslado del Instituto Superior al actual edificio del Jardín. Quedará concluir esa obra emplazada en un polémico lugar para el próximo gobierno municipal y nacional. Millones de pesos tirados y millones para terminarlo. Una deuda pesada.