La inoperancia de Vidal dejó dos muertos en la Ruta 2

Dos niños muertos de 11 y 12 años y decenas de heridos, algunos de gravedad, dejó el vuelco de un colectivo que transportaba escolares de Benavídez al sur de Buenos Aires para que conocieran Mundo Marino.

El accidente ocurrió en una curva situada en el kilómetro 141 de la ruta 2 alrededor de las 6 de la mañana en cercanías de la localidad de Lezama, 160 kilómetros al sur de CABA, por causas que se investigan.

En el autobús viajaban 43 niños de entre 11 y 13 años y diez adultos, entre ellos dos conductores. Seis ambulancias trasladaron a los heridos a distintos hospitales zonales.

“Hay heridos de mucha gravedad”, dijo a Radio Continental la médica Alejandra Rivas de la Unidad de Primeros Auxilios (UPA) 7, uno de los centros sanitarios donde recibieron heridos. Decir para no decir nada ya que era algo sabido. Este medio quiso contactare pero para realizar una breve entrevista pero recibió un no rotundo como toda respuesta.

“Desarmaron y rompieron todo esa UPA que era fundamental por el lugar de gran cantidad de accidentes de transitabilidad”, opinó una fuente reservada cercana a la primera línea del ámbito de la salud al ser consultada por este medio.

Y en tal sentido recordó que “en Pinamar cambiaron un UPA por una comisaria móvil”.

Aubasa confirmó a este medio que en temporada pasan 2500 vehículos por minuto. Y en el horario del siniestro 150 en promedio.

Los bomberos y socorristas se comunicaron insistentemente con la Dirección Provincial de Aeronáutica para solicitar el apoyo de helicópteros, pero no lograron contactar a ninguna autoridad.

“Estamos hasta las manos”, explicaban una y otra vez los bomberos comprometidos en el rescate de los chicos accidentados.

El siniestro, que se produjo cerca de las 6.30 en el kilómetro 141 de la ruta 2, se cobró las vidas de dos niñas, pero hay otros cinco chicos con heridas de gravedad y otros 20 tienen lesiones de distinta consideración.

El primer llamado para solicitar apoyo aéreo provino de la UPA de Lezama, donde comprometieron el arribo de una aeronave en el lapso de una hora y nunca llegó

Los propios bomberos intentaron comunicarse con las autoridades: “Llamé a Dirección Provincial y no está ni el director, ni la secretaria, nadie. Hace una hora que llamo”, relató uno de ellos al ser consultado

El problema es que la Provincia ya casi no tiene aeronaves. María Eugenia Vidal recibió una flota de 4 aviones y 5 helicópteros en funcionamiento, pero fueron sometidos a desguace y sólo funciona uno. Curiosamente, hoy se empleó para trasladar a un funcionario de alto rango a Costa Salguero, con lo cual los chicos accidentados quedaron a la deriva.

Las primeras aeronaves para traslados empezaron a arribar al lugar del accidente a partir de las 10 de la mañana. Primero un helicóptero de la empresa Módena, perteneciente al empresario Cristiano Ratazzi y luego uno de la Policía Federal.

Las pericias investigan si hubo otros vehículos involucrados en el accidente que se produjo en una mañana clara y con buen clima.

Según las primeras informaciones el control de alcoholemia sobre el conductor, de 48 años, resultó negativo y el implicado aseguró que “se le fue” el micro aunque el fiscal dispuso su detención.

El autobús, un vehículo de doble piso, pertenece a la empresa Silvicard de la provincia de Buenos Aires.