Ingenieros de la DiPAC se reunieron con autoridades de Lavalle para evaluar obras que aseguren el suministro de agua potable.

 

El intendente de General Lavalle, José Rodríguez Ponte, junto a la secretaria de obras públicas local, Natalia Loureiro, recibieron a representantes de la Dirección Provincial de Servicios Públicos de Aguas y Cloacas (Dipac) para analizar las problemáticas que atraviesa el partido desde hace años con el suministro de agua potable a los usuarios de Absa.

Los funcionarios les expresaron tres ejes principales de la problemática:

•Las problemáticas de calidad y cantidad de agua para cumplir la demanda de la planta urbana
•La desinversión en el sector desde hace más de 10 años
•La situación y necesidades de agua y cloacas de Las Chacras por su crecimiento
Del encuentro también participaron los representantes de la Cooperativa del agua de San Clemente que aparecen como interesados en llevar el servicio de agua y cloacas en las Chacras.

Respecto a la situación de Pavón se les informó que allí la calidad de agua es mucho mejor dado que se extrae por pozo y la planta de tratamiento funciona muy bien. No obstante se planteó la necesidad de expandir la red porque sólo llega a 500 hogares.

«Lo más grave es que el agua que llega a la planta del casco urbano tiene altos niveles de salinidad», expresó Loureiro quién agregó que «en años anteriores se han realizado obras que quedaron inconclusas y no fueron a mi entender las correctas. Ahora debemos decidir si seguimos con la misma forma de tratamiento tradicional de agua o cambiamos por uno de ósmosis inversa aunque, en cualquiera de los dos casos, vamos a necesitar una gran inversión de dinero”.

Los representantes de la DiPAC también recorrieron las plantas de tratamiento de agua y cloacas para definir planes futuros de inversión