ENTREVISTA AL DIPUTADO GUILLERMO CASTELLO

Entrevistamos al Diputado de Cambiemos, Guillermo Castelo, marplatense de “tercera generación” como se autodefine. Nieto de un inmigrante que arribó a Mar del Plata, desarrolló su vida personal, profesional y política en esa ciudad balnearia.

Abogado y Escribano desde 1992, profesión que ejerce aun en la actualidad. Docente por concurso en la Facultad de Derecho de la UNMDP, realiza su primera experiencia en la función pública, como Diputado Provincial desde 2015, formando parte en ese momento de la Coalición Cívica, dentro del Frente Cambiemos.

Militó en la Universidad en la UPAU, agrupamiento estudiantil de corte liberal. Luego del 2001, retoma su actividad, fundando en Mar del Plata, el Partido del por entonces candidato presidencial, López Murphi, RECREAR, como candidato a concejal. Ya en 2007, al fusionarse con el PRO, se aleja del espacio y comienza su militancia en la Coalición Cívica, siendo en el 2009, nuevamente candidato a concejal, espacio en el que permaneció, hasta acceder a su banca actual.

Le preguntamos cómo se siente en este periodo de legislador, y como se siente siendo parte del Cambiemos.
“Lo primero, es decirte que esto no se compara con la actividad privada, donde tenés más autonomía, tomás decisiones, y en la legislatura, por el contrario, siempre tenés que buscar acuerdos, consensos, y viniendo desde el sector privado, cuesta, pero es un buen desafío, lleva un proceso acomodarse a la realidad política, donde las acciones no son tan lineales. Mi relación con el resto de los legisladores oficialistas, mas allá de que soy de la CC, es buena. He tenido algunas disidencias, incluso públicas, como la ley de paridad de género, que fui el único que la votó en contra, porque me parece que es una mala ley, que la gente debe llegar a la función pública no por el género, sino por la capacidad, trayectoria, experiencia. Otra disidencia fue la ley que se votó en marzo del año pasado, que obliga a los legisladores que cuando hablen de los desaparecidos, digan 30 mil, no la vote, pero fundamenté, en la convicción de que se estaba violando la libertad de expresión. Pasa que soy profesor de Derecho Constitucional en la Universidad, así que todos los proyectos los paso por ese tamiz, que es mi formación. También con el tema de los impuestos en las tarifas de luz, en diciembre del año pasado, que lo propone la gobernadora meses después. Yo estoy convencido que hay que eliminar impuestos, ya que la presión impositiva en la provincia es altísima, no permite las inversiones, y tampoco que la gente gaste su dinero como más le plazca, impide la reactivación, la creación de puestos de trabajo. Pero son disidencias parciales. El noventa y pico de los proyectos, los vote en sintonía con el bloque.”

También le consultamos su postura respecto del controvertido tema de Uber: “Ahí también tuve una pequeña diferencia con el presidente del bloque, Maximiliano Abad, ya que creo que son necesarias estas nuevas tecnologías, pensando en darle más opciones al usuario, pero también a muchos peones de taxis, o gente que tiene un auto, y podría dedicarle unas horas a este servicio, haciendo una changa, un laburo extra. No sólo de Uber, sino de lo que se llama “las redes de transporte” y el proyecto que presente hace unos días, tiene que ver con legalizarlas, ponerlas dentro de la reglamentación que hoy no tienen, y por esto se suceden los problemas que vemos, porque hay un vacío legal ahí. La idea es modificar la ley de transporte de pasajeros, e incorporar un capitulo especifico. Cayó muy bien en los medios, en las redes sociales, incluso de potenciales trabajadores. El proyecto, a pesar de la disidencia, no fue retirado, y sigue el curso normal de tratamiento en las comisiones”

Al consultarlo sobre como sobrellevaba estas diferencias, parciales, nos dijo “Bien. Yo, vengo de la Coalición Cívica, un espacio que respeta mucho los principios y respeta las posturas personales. Lo único que me pidió Carrio, es que sea sincero, que respete mis creencias y mis ideas, así que eso es lo que estoy haciendo, y lo que hace todo mi partido, empezando por Lilita, que cuando ve algo que no le gusta de Cambiemos lo denuncia. Nosotros no especulamos con lo políticamente correcto o incorrecto. Hacemos lo que creemos que hay que hacer, y creo que la gente nos vota por eso. La Coalición tiene una tradición, y una historia muy propia de eso, de no especular con lo electoral, con la imagen por si decimos tal o cual cosa, y esto es en todo el espacio. Trato de representar y ser un fiel exponente de esa forma de hacer política”

Hay posibilidades de la CC se separe de Cambiemos, para ofrecerse como una alternativa al peronismo y al macrismo?
“No, no creo. Esta argentina es difícil, y si consideras la volatilidad de la situación económica, incluso la internacional. Pensarse en un plazo de 5 o 6 años es muy complicado. La Argentina tiene problemas estructurales, desde hace 70 años, que hay que de resolver, como por ejemplo el déficit fiscal que es histórico, que históricamente se financia con la maquinita de hacer dinero, es decir con inflación, o con endeudamiento externo. El anterior gobierno con inflación, el actual con endeudamiento y un poco de inflación. Y cuando esto pasa no vienen las inversiones, no se generan puestos de trabajo. Tenemos que hacer un esfuerzo todos los argentinos, y en eso está bien comprometido CAMBIEMOS, de terminar para siempre con el déficit fiscal, que no es otra cosa que gastar más de, lo que producimos. Hay que cortalo de cuajo al déficit, es difícil, hay estructuras corporativas, que se resisten ante cualquier cambio. Por eso, pese a que los resultados no son favorables en esta coyuntura, es el camino correcto, y en el mediano plazo la cosa va a mejorar.

Volviendo a tu pregunta, formamos parte de Cambiemos. Lilita es la arquitecta de este esquema, junto con la UCR y el PRO, pero los hacedores fueron Macri y Lilita. No hay ruptura posible, porque coincidimos en el camino de solución de mediano plazo. Tenemos que cumplir ese mandato que la ciudadanía nos dio en el 2015”