En General Lavalle, el Frente TODOS, no es para Todos

Con bombos y platillos, los medios ligados al oficialismo local, del Intendente Ponte, anunciaron durante el día de ayer, el “supuesto” rechazo de la lista que encabeza el ex Intendente Osvaldo Goicochea.

Lista, que en tiempo y forma, fuera presentada ante la junta electoral partidaria. Lista que como tantas en toda la Provincia de Buenos Aires, tuvo observaciones. Lista, que como tantas otras, ha subsanado esas observaciones.
A estas alturas, no se puede hablar de inocencia política.

A estas alturas, hay que decirlo Claramente. Desde adentro y desde afuera, la política lavallense intenta PROSCRIBIR,  a un sector importante del justicialismo local.

Nada menos que el que encabeza, el hacedor y mentor, de todos los espacios. Osvaldo Goicochea, no sólo fue concejal en General Lavalle.

Fue tres veces intendente, Secretario de Gobierno del Ministerio de Gobierno bonaerense, dos veces senador provincial, y más aún, presidente del bloque.

Fue quien impulso a sus sucesores y hoy rivales, Marchi y Paso. Y ahora, se lo intenta sacar del juego.

En voz alta, diciendo que la Junta electoral, lo dejo fuera. En voz baja, aduciendo a acuerdos políticos de “arriba”.

Que no se engañe a la comunidad.

Después de la decisión de Cristina Fernández, de ocupar la vicepresidencia, como gesto que permita la unidad, con sectores como el Frente Renovador que lidera Sergio Massa, no hay lugar para interpretaciones.

Esos gestos y esos acuerdos, son la llave, para derrotar al modelo neoliberal de Macri, Vidal y Ponte.

Acuerdos que implican renunciamientos, ceder posiciones en función de un bien mayor. Acuerdos que de ninguna manera implican Proscribir. Y mucho menos con el aval del adversario macrista.

En todo el proceso previo al armado de las listas, se notó claramente la voluntad manifiesta de ignorar lo que es imposible de ignorar: la historia, la trayectoria, la visión de futuro, anclado en experiencias de gobierno exitosas.
La lista que encabeza Goicochea, va a competir en las PASO de agosto, que por otra parte, en la Provincia de Buenos Aires, se pueden hacer, porque justamente el ex intendente, las impulsó desde el Senado, en épocas en que el Peronismo gobernaba la provincia más grande de Argentina.

Va a competir porque tiene historia, presente y futuro. Y ningún supuesto acuerdo interno, ni ningún interés concreto externo, de tonalidad amarilla, va a impedir. Y mucho menos la lapicera de tres o cuatro iluminados que suponen que pueden decidir por el pueblo todo.

Goicochea va a gobernar General Lavalle, los próximos cuatro años. Sin mezquindades. Sin oportunismo. Sin proscripciones.

Tal como lo anunció el sábado pasado, 21 de junio, en un medio regional: “En octubre vamos todos juntos”.