El Diputado Guillermo Castello rechaza “injerencia” de Evo Morales por su apoyo a Milagro Sala, “condenada por corrupta”

El presidente Evo Morales expresó su apoyo a la dirigente Milagro Sala, condenada a 13 años de prisión por la justicia argentina, a la cual criticó. La respuesta del diputado Guillermo Castello fue la siguiente: “Inaceptable injerencia de Evo Morales en asuntos internos de nuestro país, faltándole el respeto a la Justicia de Jujuy al solidarizarse con Milagro Sala, condenada por corrupta. El mismo Evo Morales que manipula la Justicia para violar la Constitución y perpetuarse en el poder”, escribió en su cuenta de Twitter.

Sus palabras tuvieron eco y obtuvo la respuesta del diputado Guillermo Castello. “Inaceptable injerencia de Evo Morales en asuntos internos de nuestro país, faltándole el respeto a la Justicia de Jujuy al solidarizarse con Milagro Sala, condenada por corrupta. El mismo Evo Morales que manipula la Justicia para violar la Constitución y perpetuarse en el poder”, escribió en su cuenta de Twitter.

Otra de las personas que criticó el apoyo de Morales es el periodista Eduardo Feinmann, quien fue categórico con su descargo: “Llévela a robar a Bolivia. Se la regalamos” contestó Feinmann desde su cuenta, generando una publicación que se llenó de comentarios en la red social.

Anteriormente, el gobernador de Jujuy ya le había respondido en la misma línea a Morales cuando éste le envió un saludo a Sala tras ser hospitalizada. “Sr. Presidente Evo Morales, @evoespueblo: Ud. es un manipulador de la Constitución para eternizarse en el poder que no tiene legitimidad para opinar sobre asuntos de mi país”, escribió el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

CFK también rechaza la sentencia

En la misma línea del presidente Morales, Cristina Fernández de Kirchner utilizó su cuenta para apuntar contra el gobernador jujeño Gerardo Morales y Mauricio Macri.

“Ayer en Jujuy, un paso más en la brutal persecución que sufre Milagro Sala, con una condena a medida de Macri y Gerardo Morales”, escribió Fernández

Milagro Sala se encuentra en prisión domiciliaria. Está detenida hace tres años acusada de diversos delitos. Además de la causa por la que fue condenada ayer -conocida como Pibes Villeros-, afronta un proceso similar junto al ex gobernador Eduardo Fellner por otro proyecto de viviendas sociales. A fines del año pasado, la Corte Suprema confirmó una pena de tres años en su contra por un escrache al gobernador Morales en 2009.