Cómo fue el proceso para quitar la zona roja en Mar del Plata y transformar los barrios en el Distrito Tecnológico

La ordenanza que prohíbe la oferta de sexo en las puertas de las casas de los vecinos – impulsada por el gobierno de Guillermo Montenegro – y los permanentes operativos de control fueron fundamentales para la mejora de la seguridad de la zona. Por todo esto ya se observa el avance de las construcciones que fomentarán el desarrollo de nuevas PyMEs y emprendimientos vinculados a la innovación y el conocimiento.

Hace un mes en Mar del Plata entró en vigencia una ordenanza – impulsada por el gobierno de Guillermo Montenegro- que prohibe la oferta de sexo en las puertas de las casas de los vecinos frentistas y esta fue la herramienta fundamental para que la prostitución no se lleve más a cabo en una zona que arrastraba este problema hacía más de 30 años.

Así, con operativos coordinados desde la Secretaría de Seguridad del Municipio en conjunto con la policía, sumados a una línea de whatsapp donde se puede denunciar anónimamente estas situaciones, se logró quitar esta problemática de varios barrios que conforman un área donde ahora se impulsa el Distrito Tecnológico.

Donde antes había reclamos que nunca se habían oído, como la desvalorización de las propiedades, personas mayores que no podían salir de sus casas después de las seis de la tarde o niños que no podían invitar a sus compañeros a estudiar o jugar porque sus familias no los dejaban por temor; ahora solo se escuchan palabras de alegría y esta semana se juntarán a brindar y celebrar “que hace un mes se puede vivir en paz”, en palabras de los propios vecinos.

A tres semanas de la entrada en vigencia de esta ordenanza, se aprobó otra que prorroga los beneficios para la construcción en el corazón de estos barrios donde está establecido el Distrito Tecnológico, también fuertemente apoyado por el gobierno de Montenegro.

Cabe señalar que esta iniciativa tiene como finalidad impulsar un nuevo modelo productivo basado en el conocimiento y la innovación como motor de la economía local, para potenciar a las empresas, para que se desarrollen nuevas PyMEs y emprendimientos, y así atraer nuevas inversiones y generar más y mejores oportunidades de empleo. Al respecto el jefe comunal dijo que “hoy hay pedidos de 4 mil metros de construcción de oficinas”, en ese lugar.

En una serie de entrevistas televisivas la semana pasada, Montenegro recordó que los gobiernos deben “mejorarle la vida a la gente. Son los vecinos quienes marcan la agenda. Son ellos quienes conocen sus barrios, sus problemáticas y todas las decisiones deben ser tomadas escuchándolos”. Además agregó que “ellos saben los detalles de los lugares donde viven y cuáles son las preocupaciones principales”, enmarcó el intendente que la semana pasada bajó su sueldo en un 30% y el de sus funcionarios políticos en un 20%, porque la preocupación principal que recibe en las conversaciones con ellos es “que no llegan a fin de mes y es la única manera que yo tengo de devolver ese dinero a las arcas comunales para utilizarlos en lo que ellos definan”.

Cabe recordar que la medida de la reducción de salarios la toma desde el 2019.

Segui Informado