Carlos Ronda y su gabinete se despegan del radicalismo local.

Carlos Ronda, intendente de Mar Chiquita, no logra esquivar los problemas de la gestión diaria y las malas noticias se multiplican en el distrito de la Quinta sección electoral. Es que, en la última sesión del Concejo Deliberante, donde se trató nada más y nada menos que la rendición de cuentas de 2017, algo sorprendió a todos.

Si bien el oficialismo cuenta con los votos para aprobar la rendición por más llamativos que sean los gastos, en el proceso de votación surgió un opositor que nadie esperaba.

Desde el mismo espacio Cambiemos votaron en contra de los números y del manejo que realizó Ronda del Presupuesto 2017. En definitiva, fue el PRO con su banca a cargo de Alejandro Arrachea quien arremetió contra los gastos del intendente y votó en contra del jefe comunal.

Vale remarcar que el problema en la votación de las cuentas no es nuevo. Desde hace algunas semanas, y tal como informó La Tecla la tropa legislativa de Cambiemos en Mar Chiquita tomó la decisión de comenzar a elevar la voz contra los diferentes estamentos del Ejecutivo. Sin embargo, a pesar de las críticas contra Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, los principales dardos son contra el intendente Carlos Ronda.

Claro, los ediles de la alianza oficialista exigen a la Provincia y a la Nación que retomen el plan de viviendas que se desarrollaba en la ciudad. Para eso, desde el Concejo Deliberante emitieron una resolución en la que reclaman celeridad en los trámites que permitan avances en los diversos planes de construcción en el partido.

«Dada la necesidad de terminar las obras de viviendas, que en la actualidad se encuentran paralizadas por diferentes administrativos, consideramos manifestar a las autoridades provinciales y nacionales se destraben cuanto antes los trámites, dando prioridad a esta demanda», detallaron textualmente los ediles que también pusieron la mirada en la poca acción del alcalde.

El reclamo a las primeras líneas de Cambiemos fue la punta del iceberg para la crisis local que afronta Ronda. Hace algunas semanas, en los mismos pasillos del HCD, comenzó a notarse el malestar de alfiles propios por el caso omiso a la ley antinepotismo. Es que, el hijo de Ronda, Gonzalo, mantiene su puesto como secretario de Hacienda y su sobrino, Nicolás Marini, hace lo propio en el área de Salud.

Cómo si esto fuera poco, desde la militancia de la Unión Cívica Radical comenzaron a pedirle al mandamás local que no cierre el comité del distrito.

“¿Qué pasa con el comité de la Unión Cívica Radical que permanece cerrado permanentemente?”, le cuestionó Alejandro Sedares. En ese sentido, agregó: “¿Me equivoco si afirmo que usted, Sr. Intendente, quiere mantener cerrado el comité para no escuchar las críticas hacía su gobierno?”.

“¿Será que piensa que el partido sirve únicamente cuando necesitan que los afiliados salgan a la calle a buscar los votos, pero cuando obtiene la intendencia se olvida del PARTIDO RADICAL Y DE SUS AFILIADOS?”