Ataque a Clarín: Cayo el primer sospechoso por las bombas molotov

En las últimas horas detuvieron durante un allanamiento en el barrio porteño de Almagro a uno de los presuntos autores del ataque a Clarín con bombas molotov, un hombre uruguayo de 44 años de edad, identificado como Martín Michell Gallareta Albin.

Las autoridades de la investigación por el ataque a Clarín destacaron que “la clave del arresto estuvo en las imágenes obtenidas por las cámaras de seguridad” einformaron que “el supuesto autor material del hecho será indagado en las próximas horas”.

Según las averiguaciones realizadas en el marco del ataque a Clarín, Martin Michell  Gallarreta Albin, tiene en sus redes sociales muchas publicaciones anarquistas, pero también se muestra como simpatizante de La Cámpora.

Además, de acuerdo a los datos recabados en la causa por el ataque a Clarín, se pudo saber que el grupo que atentó contra el edificio ubicado en Barracas con bombas incendiarias está integrado por otras ocho personas, cinco hombres y tres mujeres.

Por la forma en la que actuaron, los investigadores creen que se trata de un conjunto de anarquistas que suele moverse por la zona de Constitución y Barracas. Las autoridades del ataque a Clarín analizaron que los atacantes se movieron en al menos tres motos.

Determinar los datos de las patentes de esos vehículos es una de los elementos relevantes en el caso del ataque a Clarín, ya que las motos quedaron filmadas en varios tramos por las cámaras de seguridad.

En los videos se puede observar que dos motos van por las calles Brasil, Paseo Colón y Martín García. Al llegar a la esquina de esta última avenida y la calle Bolívar, en Barracas, caminan y se colocan las prendas oscuras, para dividirse.

La caratula de la causa del ataque a Clarín fue denominada como “intimidación pública” y el gravísimo hecho está a cargo del fiscal Gerardo Pollicita, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 11.

Ataque a Clarín: las sospechas de los motivos

El ataque a Clarín en sus oficinas de Barracas, ocurrió después de que el matutino publicara una investigación que, revela el accionar extorsivo de la policía porteña y los vínculos con altos funcionarios locales, en la zona sur de la Ciudad. ¿Coincidencia?

El relevamiento que publicó el diario Clarín da cuenta de la relación de supuestas bandas delictivas pertenecientes a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires con importantes integrantes del Gobierno porteño.