Asumió Axel en Provincia: “La plata que deja Vidal no alcanza ni para 30 días”

El gobernador bonaerense electo, Axel Kicillof, llegó en la mañana de hoy acompañado por su esposa, Soledad Quereilhac y sus hijos León y Andrés a la Legislatura provincial para asumir al frente del Gobierno del principal distrito del país.

Tras saludar a la militancia fue recibido por el presidente de la cámara de Diputados local, Federico Otermín.  María Eugenia Vidal arribó al Palacio Legislativo a las 9:46 y minutos más tarde también llegó el secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, Hugo Moyano.  La vicepresidenta, Cristina Fernández Kirchner, llegó pasadas las 10 y Alberto apuró la ruta en helicóptero.

Axel fue al hueso y afirmó que los recursos financieros que le deja su antecesora, “no alcanzan para cumplir con lo básico de los próximos 30 días”. “El monto no es suficiente. Hay, de manera inmediata, una dificultad vinculada a la cuestión financiera de la Provincia”, planteó el mandatario provincial en la Legislatura.

Además, Kicillof, expresó que “si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado, no es tarifa, es un saqueo”, en referencia a las empresas energéticas, al dar su mensaje de asunción ante la Asamblea Legislativa provincial.

El economista señaló que en el final de la gestión de Cambiemos “se frenó el pago a proveedores”, por lo que tendrá que hacer frente a una gran cantidad de reclamos.

“¿Cómo se puede decir que no pasó nada con la deuda? Fue una muy mala y muy ruinosa administración de la deuda. La Provincia terminó subordinada a ese plan financiero”, planteó.

Y añadió: “¿Qué lógica tiene que la Provincia con su banco sea el principal tenedor de Leliq de la Nación?”.

Ante ese panorama, Kicillof pidió el “apoyo y compresión de todos y todas los y las bonaerenses”.

Además, criticó el plan económico aplicado por el anterior gobierno nacional y lo calificó como “viejo modelo de valorización financiera y endeudamiento”.

“Nos encontramos con una economía en un default virtual y con eso la vuelta del Fondo Monetario Internacional en su carácter de prestamista y también de autoproclamado auditor de la economía”, se quejó el mandatario provincial.

Y agregó: “Lo que pasó es que se aplicó un viejo modelo de valorización financiera, de endeudamiento y fuga de capitales”.

“Vengo a comprometerme a trabajar sin descanso y con honestidad para reconstruir la Provincia de Buenos Aires”, sostuvo el mandatario provincial en la Legislatura provincial, desde donde llamó a la “unidad de los y las bonaerenses en la diversidad”.

En su discurso de asunción, el economista pidió “ponerse de acuerdo en determinadas metas que tiene que tener la Provincia”. “Vamos a recuperar los derechos perdidos, pero también para transformar a fondo y en su estructura a nuestra Provincia”, añadió.

En ese marco, Kicillof pidió a los presentes “reflexionar y pensar el por qué del resultado del 27 de octubre, el significado de ese resultado, que es la expresión de la voluntad popular”.

En ese sentido, advirtió que el Gobierno de María Eugenia Vidal “no protegió” a la población y a los sectores productivos ante el “fracaso” del modelo económico nacional.

Subrayó luego que “la mejor política para terminar con la pobreza, el hambre y la vulnerabilidad es dar trabajo” y pidió “embarrarse” para “proteger al tejido productivo”.

Primero juró la vicegobernadora Verónica Magario, en la tradicional Asamblea Legislativa que fue encabezada por Teresa García, quien quedó a cargo del Ejecutivo provincial de manera provisoria debido a la decisión del ex ministro de Economía de posponer su asunción para participar de la jura del presidente Alberto Fernández.

Luego, Magario le tomó juramento a Kicillof, quien quedó formalmente nombrado como gobernador bonaerense.