Aníbal Fernández se presentó como querellante en Dolores y habló de Cristina y de Stornelli

Aníbal Fernández se presentó esta mañana como querellante en la causa D’Alessio ante el Juzgado Federal de Dolores, tal como lo había adelantado ya en abril. 

Apenas arribó a la sede judicial, el ex jefe de Gabinete señaló sobre el motivo de su presencia: “Han visto las declaraciones del fiscal Bidone en esta causa, donde por primera vez se ve lo que yo tuve que soportar a partir del 2015, ese agravio de querer involucrarte en el tráfico de efedrina, siendo nosotros los que cortamos, casi prohibimos, el uso de la efedrina, salvo  para fabricación de productos médicos, y el tema de querer involucrarme en un triple asesinato, que no teníamos forma de demostrarlo hasta que aparece esta situación. Bueno, creo que ha llegado el momento de presentarnos ante el Juzgado y pedir la condición de querellantes para seguir muy de cerca la causa y no permitir que estas cosas vuelvan a suceder en la Argentina”.

El ex jefe de Gabinete señaló: “Uno quisiera que estas cosas fueran mentira, para la salud de la institución y de la República. Si no es mentira, y los elementos que tiene el magistrado para investigar son importantes, TODOS, incluyendo al fiscal, nos tenemos que presentar para dar las explicaciones del caso. Yo estoy procesado en cuatro causas, sin sentido, pero no importa, en cuatro causas, y yo nunca dejé de estar a derecho. Cada vez que me citaron me he presentado, he dado las explicaciones pertinentes, y un día va a haber un juicio que va a reconocer que tengo razón y se terminarán los conflictos de una vez por todas, pero mientras tanto hay que presentarse y ponerse a derecho. No puede no hacer eso el fiscal”.

Por otra parte, con respecto a la candidatura de Alberto Fernández, sostuvo: “Yo lo divido en dos pasos. El primero es Cristina, el único líder natural que tiene la Argentina. La importancia de lo que significó haber sido dos veces presidente, la capacidad para formular estrategias que defiendan los intereses de los argentinos, y los votos, la hacían la candidata natural. Que ella se desprendiera, cuando el desprendimiento en la política Argentina no es común, para poner a un cuadro de excepción, como es Alberto, un hombre con todas las condiciones para poder gobernar, todo eso le pone a Cristina un condimento fenomenal. Con Alberto, está la posibilidad de ampliar más el espectro, porque tiene una motricidad fina de orfebre que le permite atar política para ampliar la base de sustentación y defender mucho más los intereses de los argentinos”.

Finalmente, consultado por Cretón sobre su futuro personal, Aníbal respondió: “Eso es otra cosa, ya no me interesa mucho. Tengo demasiados años como para estar pensando en mis aspiraciones. Quiero, sí, seguir ayudando a Alberto y a Cristina a defender los intereses del pueblo argentino. No me interesa otra cosa”, concluyó.