La Costa en su política local.. Cual es el límite?

Nos enteramos de un incidente, que fue denunciado por Integrantes del Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos de niñas, niños y adolescentes del Partido de La Costa y de operadores del Hogar CON-VIVENCIAS.
Según pudimos averiguar el “incidente” tiene que ver con los concejales Juan Ojeda, Germán Jardón y Evangelina Cardone, que se presentaron el en Hogar Convivencial CON-VIVENCIAS de Las Toninas, el día 7 de agosto, a las 19 hs, donde en la actualidad viven chicos de la Costa, que han sido separados de su familia por encontrarse en situaciones de vulneración de derechos graves.

Que pretendían los mencionados concejales, que responden al “licenciado” Marcos García?
Entrar al hogar, sin ningún motivo especifico. Obviamente, desde el sentido común, y desde la legalidad, el personal a cargo no lo permitió.

Porque decimos desde lo legal?
Porque, no se permite, en general, el ingreso de ninguna persona extraña al Hogar. Porque se trata de que esos chicos vulnerados convivan en un ámbito los más familiar posible. Por eso se evita el tránsito de personas ajenas al sistema. Se trata de pibes “institucionalizados”, que son sujetos de derecho y no de “observación”. Son chicos con problemas, que se intenta que vivan y sientan el lugar como su casa.

Más allá de estos argumentos que les fueron explicados a los concejales, no conformes con la respuesta, continuaron en la puerta sacando fotos y filmando.

Y aquí lo grave.
Que pretendían encontrar? Que buscaban? Porque sin aviso previo? Porque, entendamos esto. No es un centro comunitario, al que se puede concurrir, como representantes del pueblo, a ver cuáles son las actividades. Es un hogar de chicos con problemas. Muchos de ellos se encuentran allí por situaciones de violencia extrema, en algunos casos hay restricción de acercamiento de sus familias de origen, quienes a veces envían a diferentes personas a tratar de hacerles llegar algún mensaje o nota, en muchos casos intimidatoria, por lo cual la presencia de los concejales generó mucha angustia en los niños, algunos incluso no pudieron dormir en toda la noche.

Cuál es el límite de la política?
Cuál es el límite del trabajo de estos concejales?
Porque por la noche?
Esta dentro de sus facultades “investigar”, “ver” o “husmear” en un sitio donde el contralor es la justicia de menores?

Hay más interrogantes, que los mencionados concejales deberían explicar.
Según nos confirmaron, en la próxima sesión el tema será debatido en el plenario del cuerpo.